Ventajas y desventajas de ser tu propio jefe ¿Estás listo para iniciar un negocio?

Aunque es cierto que existen muchas ventajas de trabajar por tu propia cuenta, lo cierto es que también existen algunos aspectos negativos. Te mostramos las ventajas y desventajas de ser tu propio jefe y si realmente estás preparado para tener un negocio propio.

ventajas y desventajas de ser tu propio jefe ganar dineroPros y contras de ser tu propio jefe

Nuestro video te muestra las ventajas y desventajas de ser tu propio jefe:

SER TU PROPIO JEFE: Ventajas y Desventajas ¿Estás preparado?

Mire este video en Youtube.

Ventajas de ser tu propio jefe

Puede haber muchas razones por las que quieras ser tu propio jefe, pero la más común es: la libertad de elegir tus horas de trabajo y la libertad al tomar decisiones en cuanto a tu negocio.

Algunos de nuestros usuarios nos cuentan que han dejado un buen trabajo para empezar a ser sus propios jefes o tener un negocio propio y estos han compartido algunas ventajas y desventajas de ser tu propio jefe.

No importa si quieres ser un trabajador autónomo, tener más flexibilidad en tu horario o empezar tu propio negocio, considera estas ventajas y desventajas antes de tomar cualquier decisión.

1. Tú tomas las decisiones

Ventajas de ser tu propio jefe tu tomas las decisiones
Una de las decisiones más difíciles de tomar es la de ser tu propio jefe

Hay gran satisfacción en poder actuar bajo presentimientos, hacer conjeturas, o simplemente tomar el riesgo.

A menudo hablamos de poseer el trabajo como una clave para la satisfacción laboral; y cuando eres el jefe, lo posees. No tener que pedir a nadie puede significar mucho.

Esto es una gran cosa para muchos, y generalmente va de la mano con el tipo de personalidad de la persona que se siente más segura cuando está conduciendo, que va como pasajero. Y esto aplica especialmente en los negocios.

Recibe lo último en este tema en tu correo electrónico:

2. Fijas tus propias horas

Tal vez eres un madrugador, o no quieres trabajar ciertas horas de la tarde para hacer actividades con los niños en su lugar, o tus propias actividades. O tal vez te gusta trabajar de a ratos.

Cuando eres tu propio jefe, eliminas la antigua necesidad de calentar una silla para horas específicas.

Te haces responsable de tu producción, no de tus horas (a menos, por supuesto, que tengas un negocio de servicios con clientes, eso está en contra).

3. Creas tu propio estilo de trabajo

Ventajas y desventajas de ser tu propio jefe fijas tu propio estilo de trabajo

No solamente es cierto en cuento al estilo de trabajo. También aplica al ambiente de trabajo, y (en la medida en que puedes permitírtelo) el equipo de trabajo.

Tu personalidad puede ayudarte a ser tu propio jefe. Algunas personas son mejores que otras en el área de la tecnología, la elección de la ubicación de un negocio, la organización, y así sucesivamente.

También puedes tomar muchas decisiones que estarían a cargo de otra persona: ¿Qué tan rápido es tu Internet? Cuando eres el jefe, eso depende de ti. ¿Te gusta un escritorio para estar de pie, o cualquier otro escritorio? Depende de ti. ¿Una buena vista? ¿Un buen café en la cocina? Eso depende de ti también.

4. Tú estableces tu ubicación

No importa si quieres trabajar en California, USA o en Lima, Perú. Puedes elegir dónde quieres empezar un negocio o trabajar como tu propio jefe.

Puedes darte el lujo de viajar a la ciudad cada mañana o empezar tu negocio en el área que más prefieras. También, si quieres ganar dinero desde casa o trabajas por internet puedes conocer gente en Starbucks, o pasar todos los días en Starbucks, ¿por qué no? Tú eres el jefe. Tú decides.

Desventajas de ser tu propio jefe

Lamentamos decirte que no todo es color de rosas al ser tu propio. Algunos factores como tu industria de trabajo, tu salud y tus clientes pueden afectar fuertemente tus horas libres, como te mostramos a continuación.

1. Tus clientes pueden convertirse en tus jefes

Desventajas de ser tu propio jefe tus clientes son tu jefe

No es raro (sobre todo cuando empiezas un negocio sin dinero o estás empezar a trabajar por ti mismo) terminar con algunos clientes o planeando alguna tarea de tu negocio tarde por la noche, cansado, sabiendo que debes levantarte temprano el día siguiente.

Dependiendo de tu negocio o industria, incluso después de haber construido un negocio que, con miles de clientes, es probable que los clientes estén al mando.

Por ejemplo, un diseñador de blog o páginas de Internet necesita ajustar su horario al de sus clientes (la mayoría dueños de negocios muy ocupados). Un dueño de negocio también necesita tener su sitio web al día, cumplir con los pagos, desarrollo de productos, finanzas, todo.

2. La salud del negocio no siempre será la mejor

Aunque esto también es cierto al trabajar para otra persona, la verdad es que no puedes faltar a compromisos muy a menudo y todavía ser exitoso. Tu palabra es tu activo más poderoso. Y si estás enfermo o no puedes cumplir esos compromisos,

Al ser tu “propio jefe”, tus compromisos con los vendedores, los aliados, las actividades de negocios: son tu jefe. Las reuniones, los plazos y las promesas son compromisos. Realmente no puedes dirigir un negocio sin ellos.

3. Dependes de tus empleados

Si tienes empleados, hay algunas maneras en que tus empleados son tu jefe.

Al ser tu propio jefe y tener tu propio negocio, eres un líder y, si te gusta o no, el liderazgo implica hacer sacrificios. Lo que significa que deberás depender de tus empleados para poder crecer tu negocio.

No puedes pedir menos de lo que das. Como jefe, este es probablemente el factor más importante al liderar una empresa. Si sales temprano, todo el mundo sale temprano. Si das poco, tus empleados también darán poco.

4. Cubres todos los gastos del negocio

Al ser tu propio jefe no obtienes beneficios de tu compañía, pues tú eres tu compañía. Todo sale de tu presupuesto, no del presupuesto de tus empleados. El gasto de beneficios como salud médica, bonos y viajes es pagado por ti.

Además, cuando tu empresa o industria atraviesa tiempos difíciles, puede que necesites administrarte suficientemente bien para poder sobrevivirlos.

5. Lo que ganas depende EXCLUSIVAMENTE de ti

No tienes garantía de salario o de alguna compensación. Todo depende de ti, tu negocio, tus clientes, tu mercado y tu oferta de negocios.

El propietario único, fundador de inicio, o propietario de una pequeña empresa no tiene un patrón estable para un plan de compensación. No hay ninguna garantía real de cuánto tendrás el próximo mes.

Ventajas y desventajas de ser tu propio jefe: Opiniones

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de ser tu propio jefe? ¿Debo trabajar para mí mismo? Queremos saber tu opinión.

Si has tenido alguna experiencia al ser tu propio jefe, ser trabajador autónomo o empezar un negocio, déjanos un comentario en la parte de abajo y cuéntanos tu anécdota.

Guías relacionadas

¿Tienes preguntas? ¡Hablemos!